martes, 13 de enero de 2015

Tonucci: “Los niños necesitan coger porquería del suelo, pisar charcos”

El pedagogo Francesco Tonucci Frato (Fano, Italia, 1941) propone la participación activa de los niños en la gestión de las ciudades. Habla, sin titubeos, de consejos de niños que trasladen sus opiniones a los alcaldes, que "son quienes tienen el poder de hacer". Su proyecto, que funciona en ciudades italianas y sudamericanas, ha sido dado a conocer esta mañana en el Centre Cultural Bernat i Baldoví de Sueca dentro de las jornadas Los municipios como agentes educativos, organizadas por el Col·legi de Psicòlegs de la Comunitat Valenciana. Tonucci ha presentado la ponencia marco enunciada La ciudad de las niños y los niños; una nueva filosofía de gobierno de la ciudad, ante unos 300 especialistas, la mayoría de ellos profesionales de gabinetes psicopedagógicos municipales.
"Si vamos a cualquier ciudad europea", dijo, "no encontraremos ni un niño que se esté moviendo solo por la calle fuera del horario escolar" para justificar el excesivo control que los padres ejercen sobre ellos porque las urbes "son inseguras" o no aptas para menores. El especialista italiano ha desgranado las razones de su defensa activa de la participación de los pequeños en el día a día de los municipios. Para ello se ha valido de anécdotas como la de aquel menor que decía: "Si los adultos no escuchan a los niños se van a encontrar líos grandes".
"Si no pueden salir de casa solos para ir a la escuela, tampoco pueden jugar en la calle", ha dicho. "Los años primeros de la vida de un hombre o una mujer son fundamentales en su desarrollo; las cosas importantes, cuando se ponen los cimientos, suceden antes de la edad escolar", ha asegurado. "Necesitan coger una porquería del suelo y ponérsela en el bolsillo, pisar un charco, pararse ante un escaparate,... perder el tiempo", ha observado.


Partidario de “escucharles” y de dar un tiempo diario al menor sin control paterno para después compartir la experiencia con los padres o en la escuela, ha afirmado que "los niños que no pueden salir solos de casa, no pueden vivir la experiencia de riesgo que es imprescindible para crecer".

De su participación en consejos infantiles ha recordado la cita de un niño de Rosario (Argentina) en la que dijo: "Yo creo que los adultos pueden ayudarnos... pero de lejos". O aquella otra en una ciudad del norte de Italia en la que uno, notablemente influenciado por lo que escucha en casa, propuso crear más aparcamientos mientras que otro recordó que "si hay demasiados aparcamientos no tenemos espacios para jugar". Con ello, y una vez razonada la idea, se inclinaron por destinar la mitad del espacio para los niños y la otra mitad para los coches. Tonucci confiesa que en el ayuntamiento se rieron cuando trasladó el sentir de los pequeños. Al respecto, ha lamentado: "Los tratáis como a un coche".
Para defender la participación de los menores en el municipio ha recordado que tan sólo hace unos 65 años desde que las mujeres tienen derecho al voto. También ha apelado al artículo 12 de la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas que dice que los pequeños tienen el derecho a expresar su opinión cada vez que se tomen decisiones que les afecten y esa opinión hay que tenerla en cuenta. "Es una promesa impresionante... y una gran mentira", ha denunciado.

"Si los adultos no escuchan a los niños se van a encontrar líos grandes"
Frato, pseudónimo con el que también se le conoce por los dibujos que publica, rechaza los espacios cerrados como los parques infantiles por ser "una propuesta de los padres en la que no han participado los pequeños, significa aislarlos, son horizontales y siempre tienen los mismos juegos". Y ha recordado otra anécdota en la que uno de los menores expresó que "queremos matorrales para besarnos a escondidas".
Sigue leyendo este artículo en el enlace siguiente.

Publicado en: Paint Infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada